Archivo

Río Ceballos. Pirotecnia de un cambio de gobierno en tiempos de Navidad

Escrito por gustavo

21/12/2019  – Conferencia de Prensa del Intendente de Río Ceballos

Por Francisco Paco Robles

El Intendente de Río Ceballos, Eduardo Baldassi, junto a su equipo de gobierno, brindó el pasado viernes 20 una conferencia de prensa para informar sobre la situación en que recibe el Municipio.

La exposición tuvo dos ejes principales:

  • Empleados municipales: la designación de 65 empleados a planta permanente y la recategorización del personal municipal dispuesta por el intendente anterior, Omar Albanese, días antes de la finalización de su mandato, y
  • La situación administrativa y financiera de la Municipalidad de Río Ceballos que se encuentra, según afirmó,  entre los cinco de mayor emergencia de los 427 municipios  que tiene la provincia de Córdoba.

Los empleados municipales: una caja de Pandora

Cuestionó Baldassi a su antecesor por haber pasado a planta permanente a 65 empleados después de haber perdido la elección. “Esa es la diferencia que hubo con el gobierno del cual yo formé parte: Cuando nosotros lo hicimos fue antes de la elección. Los dos gobiernos radicales que nos antecedieron designaron con posterioridad a la elección: pareciera que encontraron la dignidad o el reconocimiento de los empleados después de  haber perdido”. Y a cartón seguido informó sobre la cantidad de empleados que tiene actualmente la Municipalidad. “Hay 566 personas que trabajan, todavía no hemos podido determinar en qué área está cada uno de ellos”.

La cifra aportada por el actual Intendente es la tercera distinta que brinda la Municipalidad en los últimos cuatro meses y muestra un incremento del 50% de empleados entre Agosto y Diciembre. Veamos fechas y cifras:

30/08/2019: Para ALBANESE había  379 empleados.

01/12/2019: Para ALBANESE había 491 empleados.

20/12/2019: Para BALDASSI hay 566 empleados, casi 200 empleados más que los informados en Agosto.

¿Que está sucediendo en la Municipalidad de Rio Ceballos con el personal municipal? 

La cifra aportada en la conferencia de prensa por Baldassi, con el anuncio del envío de dos proyectos al Concejo Deliberante para derogar las designaciones y la recategorización,  no alcanzan para transparentar la situación o, quizás, solo aporte mayor oscuridad.

Máxime cuando Oscar Ibarlucea, Secretario del gremio de los municipales, acusa a Baldassi de querer derogar las designaciones para nombrar a los amigos que lo acompañaron en la campaña.

A esta altura de las circunstancias y en base a las promesas de transparencia formuladas por el actual Intendente, se impone la publicación de los nombres de los empleados municipales, con su fecha de ingreso y los sueldos que perciben.

Del mismo modo, la sola derogación de las designaciones y la recategorización no alcanza, si no se dispone que  el llamado a concurso es la única alternativa para que todos los ciudadanos tengan las mismas oportunidades de acceder a un puesto público y que los ascensos se realicen entre los que demuestren capacidad para el cargo, garantizando la estabilidad y carrera del empleado municipal.

De no completar el anuncio en éstos términos,  nada garantiza que los empleados de la Municipalidad sigan bajo la arbitrariedad de los políticos que cambian favores por designaciones o los someten con la silenciosa posibilidad de la no renovación de los contratos, manteniendo una estructura ineficiente, que se consume entre sueldos y gastos operativos el 90% del presupuesto municipal, prestando malos servicios y sin poder proyectar obra pública alguna.

La arriesgada decisión de Baldassi le aportará a los últimos días del año y los primeros de la temporada un aumento de la temperatura social que, sin plantear soluciones de fondo, bien podría haberse evitado.   

La situación económica financiera:  justifica declarar la emergencia económica?

Eduardo Baldassi informó que le prometieron asistencia en el Gobierno de Córdoba para enfrentar la emergencia de la Municipalidad de Río Ceballos. También dijo que esta semana entrante enviará al Concejo Deliberante un Proyecto de Ordenanza declarando la emergencia económica que le permita, entre otras cosas,  refinanciar la deuda con los proveedores.

Fundó su decisión en que recibe la Municipalidad con una “deuda flotante de $ 28.000.000 y una deuda total de $ 35.000.000”. Que es tan crítica la situación que no ha podido pagar en forma completa  los sueldos de Noviembre y que no tiene para combustible ni remedios.

Teniendo el cuenta que los  ingresos para el año próximo se estiman en $ 650.000.000, el monto de la deuda municipal no alcanza al 5% del Presupuesto 2020.

Apelando a la historia, en una conferencia similar a la brindada por Baldassi, Omar Albanese dijo en 2015 haber recibido el Municipio de manos de la gestión Spicognia-Baldassi, con una deuda estimada en $ 30.000.000; cifra que superaba el 20% del Presupuesto 2016 que preveía ingresos por $ 145.000.000. Es decir, que la deuda actual es cuatro veces inferior a la de hace cuatro años.

El Intendente anunció que firmó esta semana pasada el Pacto Fiscal con el Gobierno de Córdoba, lo que le permitirá recibir aportes del Fondo de Desarrollo Urbano. El Secretario de Economía dijo que la deuda puede abonarse con las próximas dos coparticipaciones y el aumento previsto en las tasas que percibe el Municipio decidieron fijarlo en el 35%,  cuando la media en las ciudades del corredor de Sierras Chicas ronda el 45%.

Por otra parte, respondiendo a una consulta periodística, los funcionarios no supieron precisar la cantidad de juicios que tiene el municipio, estiman que alrededor de 10 y no tenían información sobre los montos demandados, aspecto que entonces no ha sido merituado valorar el rojo de los números.

Sin pretender quitar preocupación a la situación actual de las finanzas del municipio, la información  aportada por Baldassi no pareciera justificar la declaración de una emergencia económica, al menos con los fundamentos brindados en la conferencia de prensa.

Quizás la emergencia debiera dictarse para encarar una reorganización de fondo de la estructura municipal, que la haga eficiente y menos costosa, garantizando a los trabajadores la carrera administrativa y el acceso al empleo mediante concursos, estableciendo a ciencia cierta cuántos empleados son y cuantos se necesitan para prestar los servicios que brinda el Municipio.

Si tuviéramos que interpretar la conferencia de prensa del Intendente y sus colaboradores, diría que están preocupados por el termómetro: nadie duda que el Municipio tiene fiebre.

Pero no surgió en la conferencia dada por las nuevas autoridades que tengan en claro el diagnóstico: porqué tiene fiebre la Municipalidad de Río Ceballos? Desde cuando la tiene?

Tampoco surgió en la conferencia cuál será la terapia con la que van a tratar este paciente crónico.

Da más la idea que la conferencia de prensa consistió en un discurso más político que técnico: se trató de fijar una posición de desastre sin indicar como van a encarar las soluciones.

Son días muy importantes para marcar el rumbo que tomará la gestión del nuevo Intendente.

Los anuncios así formulados  se asemejan a  un juego de pirotecnia propio de un cambio de gestión en tiempos de Navidad.

Y debemos recordar que el uso de la pirotecnia está prohibido en Río Ceballos.

Dejar un comentario